lunes, 9 de febrero de 2009

Tras un largo camino en el que, sinceramente, las cosas no siempre han sido fáciles, hemos logrado sobrevivir una vez más. Nunca me lo pusiste fácil, y estar a mi lado es una tarea bastante difícil. Con tu cabezonería y mi orgullo, con tu soberbia y mis enfados... Con dos personalidades que más que congeniar chocaban la una con la otra, igual que nuestros cuerpos por intentar juntarse... Tanto tiempo juntos, tanto tiempo enfadados. ¿Cuantas veces nos hemos separado? Las mismas que nos hemos dado cuenta de que no podemos estar sin vernos, sin tenernos.

Hemos tenido gente en contra, no mucha. Suerte, quizá, de que la mayoría estaba con nosotros. Nos apoyaban y luchaba por nuestro amor, más igual de lo que en ocasiones lo hemos hecho nosotros...

¡No! Eso si que no, si algo hemos hecho, ha sido estar el uno por el otro. Cuando uno se rendía y se daba por vencido, enseguida tomaba el relevo el otro por esta constante lucha cuerpo a cuerpo. Y es que si por algo se carazteriza nuestra relación, aparte de por los altibajos que hemos pasado, es por lo que realmente sentimos el uno por el otro. Algo que no se puede negar, que está a vista de todos.
Pero si que es verdad, que por y a pesar de todo por lo que hemos pasado, seguimos el uno junto al otro. Queriendonos cada día más. Aprendiendo el uno del otro, aceptandonos y apoyandonos. Porque cada día a tu lado sea una ilusión...
¿Viajamos juntos a un mundo de sueños en el que nosotros seamos los principales protagonistas?
{{23/06/05}} Te Quiero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada